Publicador de contenidos

6 cosas a revisar de tu automóvil antes de irte de vacaciones

Cuando tenemos unos días libres, a todos nos gusta coger el coche e irnos de la ciudad. Aun así, antes de hacer cualquier escapada debemos revisar nuestro automóvil, para que esté en perfecto estado y poder emprender nuestro viaje de forma segura.

Por eso hoy te explicamos cuáles son los puntos básicos que debemos tener en cuenta para poder preparar tu coche para el próximo destino.

  1. La ITV al día: Durante los festivos aumentan los conductores que cogen el coche y por tanto, también crecen los controles policiales. Viaja seguro y, además, evita una sanción económica llevando la ITV al día.

  1. Estado del óleo: Comprueba cuánto hace que cambiaste el óleo y cuántos kilómetros te esperan por delante. Es posible que debas hacer el cambio de óleo en mitad de tu viaje, por eso, lo mejor es que te avances a la cita con tu taller de confianza y salgas de viaje con el óleo y los filtros nuevos. Este punto es vital en cualquier coche pero especialmente con los Diesel con filtros antipartículas.

  1. La batería: Pocas situaciones son más frustrantes que ir a poner en marcha el coche y que este no arranque. Si últimamente has notado que le cuesta arrancar por la mañana o tienes la menor sospecha que te puede fallar la batería, no esperes más. Antiguamente se podía añadir agua destilada, pero que el nivel de agua sea el correcto, no significa que la batería esté en buen estado. Por lo tanto, lo que te recomendamos es que compruebes su capacidad de carga en un taller y si no es la correcta, que la cambies por una de nueva.

  1. Las luces: Lluvia, niebla o incluso nieve te puedes encontrar en tu viaje dependiendo de tu destino; por eso es tan indispensable ver y ser visto. Además, ahora se hace por la noche antes y el funcionamiento correcto de las luces es totalmente imprescindible. Tenemos que comprobar que funcionan todas las luces de la siguiente manera: aparcar el coche en un lugar oscuro donde podamos ver que no hay ninguna luz fuera, comprobar que todas las luces están a la altura correcta y perfectamente perpendiculares en el suelo.

  1. La presión de los neumáticos: este punto es muy importante, no solo para evitar accidentes, sino también para ahorrar: con la presión correcta se reduce en un 20% el consumo y además gastamos menos la rueda y así no lo tendremos que cambiar tan seguido. En el supuesto de que pinchamos una rueda, lo tendremos que cambiar por la de repuesto, por eso es tan importando revisarla y que esta también tenga la presión correcta.

  1. Los niveles de líquidos: En el coche hay más líquidos de los que nos imaginamos y por eso a continuación te detallamos un por un como tendrían que estar:

• Óleo del motor: no puede superar el máximo ni estar por debajo del mínimo. Compruébalo con el coche en reposo al menos media hora después de apagar el motor.

• Anticongelante: nunca lo compruebes en caliente.

• Óleo de la caja de cambios: sobre todo en el caso de los coches automáticos, en los que se debe revisar con el motor en marcha.

• Líquido de freno: no tiene que tener más de dos años y debe estar siempre por encima del mínimo.

• Limpiaparabrisas: siempre a punto para tener la mejor visibilidad posible.

Una vez todo esto está revisado, ya puedes emprender tu viaje deseado, eso sí, no te olvides de contratar uno de nuestros seguros de automóvil muy nuestros, que acaban siendo muy tuyos porque se adaptan a tus necesidades.