« Atrás

ítaca

¿Estás poniendo a punto tu embarcación?

 

Recuerda la seguridad. Es imprescindible.

 

Se acercan las vacaciones de Semana Santa. Para los afortunados que poseen una embarcación de recreo,esto significa el inicio de su puesta a punto.

El final del letargo invernal de este tipo de embarcaciones, suele pasar (o debería) por su revisión a fondo. Desde la unión de la orza con el casco, hasta el motor, luces, aparejos…

Pero, más allá de estos imprescindibles cuidados, existe un aspecto de fundamental trascendencia: el seguro.

Del mismo modo que hay una embarcación ajustada a nuestras necesidades, el mejor seguro es aquel que más se adapte al uso de la embarcación, a los recorridos habituales, a la realización de prácticas deportivas durante la navegación

En este punto, contar con el asesoramiento de un mediador de seguros profesional es tan importante como confiar el mantenimiento de nuestra embarcación a un especialista de confianza.

Las coberturas mínimas que debemos exigir a una póliza de Embarcaciones de Recreo deben contemplar la responsabilidad civil, los daños propios y los accidentes personales. Si, además, nos proporciona coberturas complementarias, mejor que mejor.

En este sentido cabe destacar una novedosa cobertura diseñada por Mussap, que incluye la cobertura de daños durante el “amarre en boya”.

Esta cobertura soluciona el habitual overbooking veraniego en los puertos deportivos del levante y Baleares, que obliga a muchas embarcaciones a amarrar fuera del recinto portuario; y, en consecuencia, pierden la protección de su aseguradora en caso de siniestro.

Esta diferencial cobertura de amarre en boya complementa las habituales de la póliza Ítaca de Mussap:

  • R.C. Obligatoria, Voluntaria y derivada de la práctica de esquí náutico
  • defensa y reclamación
  • pérdida total, daños propios, robo y averías particulares
  • accidentes personales
  • asistencia en viaje
  • Institut Yacht Clauses

Como experto navegante, sabes que el mar es imprevisible. Recuerda que no puedes eliminar los riesgos pero sí prever sus consecuencias

 

Comentarios