« Atrás

Qui es qui

¿Quién es quién? El agente, el corredor, el tomador, el asegurado y el beneficiario

¿Alguna vez te ha ocurrido leer la documentación de un seguro y no conocer las diferentes figuras que intervienen en él? Si es así, esperamos que este artículo te sea útil para entender ‘quién es quién’ en una póliza.

Agente de seguros: es la persona y/o empresa que comercializa productos y servicios de seguros. Como conocedor de los productos que vende, también te ofrece asesoramiento técnico con el objetivo de resolver todas las dudas que puedas tener antes de la contratación de una póliza o cuando ya las has formalizado. Puede ser agente exclusivo -trabaja exclusivamente los productos de una entidad aseguradora- o agente vinculado que es el que tiene autorización de su entidad aseguradora para trabajar con alguna otra entidad, generalmente los productos que la entidad principal no comercializa.  

Corredor de seguros: son profesionales independientes que ofrecen productos y servicios de seguros de distintas entidades aseguradoras, ya que no tienen vinculación con una única compañía. Por lo tanto, te pueden ofrecer productos de distintas entidades. De hecho, como profesionales tienen la obligación de informarte de las mejores ofertas de acuerdo con lo que buscas y/o necesitas.

Tomador: es la persona física o jurídica que contrata la póliza y, por lo tanto, asume el deber de pagar el coste del seguro, lo que conocemos por prima. Es requisito que sea mayor de edad.

 

Asegurado: es la persona física o jurídica que se está asegurando. Sea su propia persona o sus bienes. Es el objeto de cobertura.

Beneficiario: es la persona física o jurídica designada para recibir la prestación prevista en el seguro: sea una compensación económica (por ejemplo, seguro de hogar, de comercio, de negocios…) o una prestación de servicio (por ejemplo, seguro de salud).  

Las tres figuras –tomador, asegurado y beneficiario- pueden ser la misma persona y mayoritariamente lo son, pero también pueden ser tres de diferentes.

Por ejemplo, las tres figuras son la misma persona cuando una persona contrata un seguro (tomador) de su hogar (asegurado) y, en caso de siniestro, percibe la compensación (beneficiario).

En cambio, las tres figuras son distintas cuando una persona contrata (tomador) un seguro de vida para su cónyuge (asegurado) y dispone que sus hijos perciban la prestación prevista. (beneficiarios)
Comentarios