¿Qué es el seguro de Responsabilidad Civil?

En muchos de los seguros que tenemos contratados, el de coche, de hogar, comercio, comunidad de propietarios, industrias ...  vemos la cobertura de Responsabilidad Civil, además de los seguros que son directamente de Responsabilidad Civil

¿Qué es pues el seguro de Responsabilidad Civil?

El seguro de Responsabilidad Civil parte del principio recogido en el Código Civil  que dice que aquel que causa un daño a otro está obligado a repararlo

Así pues el objeto del seguro de Responsabilidad Civil es asumir en nombre del causante del daño las consecuencias económicas que se deriven del perjuicio causado a otro

Hay muchos tipos diferentes de Responsabilidad Civil. Citamos las más habituales

- RC Privada. La Responsabilidad que se derive de mi vida privada. Los daños que pueda causar involuntariamente en mis actividades privadas.

- RC Explotación. La que se pueda derivar de la actividad propia de un negocio, una industria. Daños que se puedan causar por las instalaciones, o desarrollando la actividad profesional ...

- RC Patronal. En la que puede incurrir la empresa frente los daños causados a sus propios trabajadores atribuibles a la empresa. Por deficiencia en las instalaciones o en las herramientas a utilizar etc.

- RC de Producto. La derivada de los daños causados por un producto que hemos fabricado y distribuído

- RC Profesional. La derivada de una mala aplicación de los conocimientos u obligaciones profesionales

Hay también seguros de RC de contratación obligatoria por ley como la de vehículos a motor, la del cazador, la de embarcaciones de recreo entre otras

Llegados a este punto intentaremos aclarar una confusión frecuente y que genera en ocasiones  consultas y quejas a las aseguradoras. Hemos dicho que el seguro de Responsabilidad Civil cubre la responsabilidad frente un daño. Com dice el Código Civil, la obligación de reparar el daño causado.

En consecuencia habrá cobertura si hay responsabilidad, no por el solo hecho de haber daño.

Expresado así parecería que no hay margen de duda, pero en ocasiones los conceptos responsabilidad y daño se confunden y en diversas ocasiones se ha creído que si hay daño, necesariamente hay responsabilidad, y no siempre es así.

Pongamos un ejemplo concreto, si entro a unos grandes almacenes me caigo y me lesiono, el motivo de la caída puede ser atribuible a los grandes almacenes (mal estado de instalaciones, una escalera mal iluminada etc.)   o puedo haberme caído por motivos exclusivamente accidentales (una distracción, estar mirando el móvil etc.) 

Siguiendo las palabras del código civil, los grandes almacenes están obligados a reparar el daño causado, no el que no han causado, en consecuencia el requisito necesario para que el seguro de RC se haga cargo de las consecuencias económicas que se puedan derivar, es que haya  responsabilidad, no exclusivamente que haya daño.

Dicho más directamente,  el seguro de RC cubre responsabilidades, no daños

Es el mismo caso que el coche, que no genera tantas dudas ni confusiones. Si tenemos el coche asegurado solo de Responsabilidad Civil, lo que coloquialmente denominamos “a terceros” nuestro seguro se hará cargo de los daños que causemos a otro vehiculo, no si no los hemos causado

¿Qué cantidad hay que asegurar de Responsabilidad Civil?

La dificultad para fijar la cantidad a asegurar parte en que no se puede preveer el daño que puedes causar antes de causarlo, a diferencia de cuando se asegura incendio, robo etc de una vivienda, tienda, industria ...  En estos casos el valor de los bienes que pueden ser dañados es conocido y en ninguna  circunstancia se puede perder un valor superior.

En Responsabilidad Civil no se puede preveer el daño que se puede causar antes de causarlo y por lo tanto este no puede ser el parámetro a seguir para decidir el Capital a asegurar. Nos guiaremos pues por otros. El tipo de actividad y el volumen de la actividad. Facturación, nº d’empleados, nº de alumnos en caso de centros de enseñanza, aforo en teatros o cines, número de reses en explotaciones ganaderas etc. 

El mercado asegurador nos dará también pistas de qué cantidades son las que más se están contratando en las diferentes actividades. Por lo que refiere a viviendas y RC Privada mayoritariamente  no son inferiores a los 150.000 €. En empresas irá muy directamente relacionado a la actividad y volumen com ya hemos comentado. 300.000 €, 450.000 €, 600.000 €, 1.000.000 € ...

El hecho de aumentar el Capital a asegurar, por ejemplo doblarlo, no significa en ningún caso que el precio del seguro se doble. Cuanto más aumentamos el Capital Asegurado la proporción de aumento del precio del seguro es menor.

Como acostumbramos a decir recomendamos contar con un mediador de seguros profesional que nos pueda asesorar para poder cubrir la Responsabilidad Civil, una cobertura de la máxima importancia,  de la mejor manera.
Comentarios