« Atrás

Regla Equitat

¿Qué es la Regla de Equidad?

 

En ocasiones los aseguradores  comunicamos a nuestros asegurados que para proceder al pago del siniestro tenemos que aplicar la Regla de Equidad y a menudo no saben en qué consiste.

A veces se confunde Regla de Equidad y Regla Proporcional creyendo que son lo mismo. No, no son lo mismo. En un post anterior hablamos de qué era la Regla Proporcional, en esta ocasión hablaremos de la de equidad

Vamos a explicar pues qué es la Regla de Equidad y por qué es necesario aplicarla en ocasiones

La Regla de Equidad es un mecanismo compensatorio que se utiliza cuando la prima pagada por el asegurado es inferior a la prima que se debería de haber pagado de acuerdo con la correcta evaluación del riesgo.

El precio del seguro va en relación a la naturaleza del riesgo que se asegura. Por lo tanto la prima es más alta en la medida que aquello que se asegura tiene una probabilidad mayor que se produzca y más baja en la medida que aquello que se asegura tiene una probabilidad menor que se produzca.

Vamos a poner un ejemplo. Si queremos hacer un seguro de accidentes a una persona, necesariamente deberemos conocer su profesión, ya que la prima irá en funció de la probabilidad del riesgo de tener un accidente, y esta probabilidad viene determinada por cuál sea la profesión.

No tiene la misma probabilidad de tener un accidente laboral un administrativo/a por ejemplo que un bombero/a, la prima a pagar en consecuencia en uno y otro caso, será sensiblemente diferente

O por poner otro ejemplo, no tiene la misma probabilidad de sufrir un incendio un almacén de carpintería metálica que uno de productos químicos inflamables. Atendiendo que no tienen la misma probabilidad, la prima que les corresponderá para asegurar el incendio será muy distinta en un caso que en el otro.

Así pues, si en el momento del siniestro se constata que el riesgo que se asegura contiene   elementos que de haberse conocido de entrada habrían comportado una prima superior, porque representan un riesgo superior al declarado, se aplicará la Regla d’Equidad.

El siniestro se indemnizará, pero se descontará de la indemnización la parte de prima que se debería de haber satisfecho para cubrir el riesgo que se está indemnizando.

En la mayoría de los casos estas situaciones se producen sin ninguna mala fe por parte del asegurado, si no por descuido o desconocimiento. Una vez más pues, recomendamos contar  con el asesoramiento de un Agente o un Corredor de Seguros que son profesionales que nos asesorarán en el momento de contratar el seguro y a mantenerlo correctamente para garantizar su eficacia toda la duración de la póliza

Comentarios