Publicador de contenidos

<-

PANELLES (LLEIDA), ¡EL PUEBLO DEL ARTE!

¿Conoces el pueblo de Penelles? En caso de que no, ¡ya tienes escapada para este fin de semana! Es un pequeño pueblo perteneciente a la comarca de la Noguera y no tiene más de 500 habitantes. Pero, realmente, el motivo por el cual es sorprendente es porque ¡se ha convertido en un pueblo grafitero con mucho estilo!

Este pueblo se sitúa a 40 km de Lleida capital. Se conoce como el pueblo de los murales y los grafitis, puesto que estos están hechos increíblemente bien y con mucha gracia. De hecho, hay muchos pueblos pequeñitos que poca gente conoce, pero en el caso de Penelles, visitarlo es obligatorio, por el hecho que ir no te dejará indiferente. Aun así, es por eso que ha crecido tan turísticamente: porque los ciudadanos sabemos alabar el brutal trabajo del ayuntamiento y, evidentemente, de los artistas de este pueblo.

Ya verás que cuando vayas, lo primero que querrás hacer es recorrer todos los callejones como si se tratara de un museo. Observarás con incredulidad todas las maravillas del street art que ofrece la localidad. No hace más de seis años que se ha convertido en un pueblo grafitero, pero... ¿Quieres saber cómo empezó esta costumbre de hacer murales a las paredes del pueblo? Pues, ¡continúa leyendo y lo descubrirás!

Todo empezó en 2016. Desde el Ayuntamiento, propusieron hacer un festival llamado Festival Gargar. Este era (y es) un festival de street art que consiste en dibujar cualquier cosa en las paredes del pueblo. De hecho, esto era posible porque los ciudadanos de Panelles daban el permiso para que las paredes de su hogar se pudieran pintar. Era totalmente sorpresa: "qué dibujo harán, hoy?", era el pensamiento clave de todos los vecinos.

A causa de la Covid-19 se tuvo que aplazar el festival. Pero, si no hubiera sido por el virus, siempre se celebra durante tres días del mes de mayo. No solo participan artistas locales, sino que vienen expertos internacionales a plasmar su talento a las paredes de Panelles.

Ahora que ya conoces la curiosidad de este pueblecito, ¿te animarías a participar en el Festival Gargar? Y, en caso contrario, si dibujar no es tu fuerte, ya sabes que toca: ¡andar por las calles de Panelles y disfrutar del arte digne de museo!

<-

LAS ZANAHORIAS SON DE COLOR NARANJA A CAUSA DE LA MONARQUÍA, ¿LO SABÍAS?

Cuando hablamos de zanahorias, seguramente nos viene a la cabeza que son muy sanas y que van muy bien para la vista. Además, las asociamos con el color naranja, ¿verdad? Pues, hoy te venimos a explicar una historia muy curiosa que te hará entender que la zanahoria no siempre ha sido de este color, sino... ¡de color morado!

Inicialmente, los zanahorias no solo eran de color morado, sino que también eran amarillas, blancas e incluso, negras. ¿Por qué? ¿Qué pasó para que esto cambiara? Pues, ya sabes que nos gusta mucho viajar en el tiempo. Esta vez toca, nada más y nada menos, que ir a Afganistán del año 3000 a. C. Fue en este lugar donde se originaron los zanahorias y se empezaron a consumir. En aquella época, eran púrpuras por fuera y amarillas por dentro. Poco a poco, este alimento se empezó a extender por Asia y África, y fue en este momento donde empezó a aparecer el color blanco, el amarillo, el verde y el negro. Pero, ¡en ningún caso el naranja!

Y en Europa, ¿cuándo llegaron los zanahorias? Pues, en el siglo XI. Como ya sabemos, el mundo árabe se empezó a expandir hasta llegar a Andalucía mediante el estrecho de Gibraltar. ¡Y llegaron con esta raíz comestible de color morado! Holanda se convirtió en el productor más grande de todo Europa de este alimento. Y ahora ya podremos empezar a hablar del color naranja... ¿Preparados? ¡Vamos!

Fue en los Países Bajos cuando pensaron en encontrar una variedad de zanahoria que tuviera un gusto más dulce y una textura más crujiente. ¿Cómo podían conseguirlo? Haciendo diferentes cruces. Finalmente, los agricultores obtuvieron una zanahoria con más betacaroteno (el pigmento anaranjado responsable de este color de la zanahoria). La gracia está en el hecho que los agricultores en ningún caso tenían pensado que saliera este color, pero vieron que era una oportunidad perfecta. ¿Por qué? Pues, en aquel momento, quien lideró la lucha contra el reino de España para lograr la independencia de Holanda, fue Guillermo I de Orange-Nassau. Tal como indica su apellido, él pertenecía a la casa Orange (naranja, en inglés) y, por lo tanto, el color naranja era el color de la casa real holandesa.

Aun así, no solo le pareció algo gracioso a Guillermo I, sino que llegó a los orejas de todo el pueblo y la zanahoria es empezó a consumir mucho más y de manera más habitual. Por este motivo y en honor al rey Guillermo de Orange, los agricultores decidieron cultivar zanahorias únicamente de color naranja hasta que el resto de variedades desaparecieron. Es por eso, que hoy en día cuando vayamos al supermercado nos encontramos los zanahorias de color naranja como protagonista.

Pues, efectivamente, esta es la verdadera historia de los zanahorias. ¿Lo sabías? ¿De qué color preferirías que fueran los zanahorias?

<-

3 CELEBRACIONES CATALANAS QUE NO TE PUEDES PERDER

¡El verano es una época del año que nos gusta mucho! El buen tiempo, la playa, las barbacoas al aire libre, pasar tiempo con la familia y los amigos... Pero, sobre todo, disfrutar de las vacaciones que, por muy cortas que sean, siempre vienen bien, ¿verdad?

Hoy te queremos hablar de celebraciones catalanas que tienen lugar en los meses de verano, así no tendrás ninguna excusa para perder la oportunidad de festejarlas. ¡Seguro que hay muchas que no conoces y ya va siendo hora que las apuntes en la agenda!

    1. Hèsta deth Taro de Arties (23 de junio)

¿Has visitado alguna vez la Vall d’Aran? Sea como sea, ¡lo tienes que hacer! Las poblaciones aranesas festejan la llegada del verano con una celebración que te dejará boquiabierto.
La noche de San Juan, en la villa de Arties, hacen un ritual ancestral. ¿Quieres saber de que trata? Bien, hay dos protagonistas: un tronco de abeto desbrancado y... ¡el fuego! Lo que hacen es quemarlo justo después del grito que marca el inicio de la celebración: "Fuego al Taro!". Con la música de fondo, arrastran el tronco por todos los callejones del pueblo y, a la vez, hacen bailes y cánticos alrededor de éste. El fuego simboliza pureza y protección y, por lo tanto, pueden deshacerse de todos los malos espíritus del pueblo. Y, ¿cuándo acaba el arrastre? Pues, cuando el fuego se está apagando, cogen gasolina y lo vuelven a encender para, a continuación, ¡saltar por encima de las llamas! Pero, tranquilo. Los más pequeños no participan. De hecho, también se celebra el Taroinfantil, donde las llamas son más pequeñas y los niños van mucho más protegidos.
¿Te lo perderás? Es una fiesta alocada, aun así, ¡inolvidable!

    2. Fiesta de la Virgen María del Carmen (17 de julio)

La Virgen María del Carmen es la patrona de los pescadores y ¡en Palamós es esencial! Lo que hacen es un acto de carácter festivo que tiene lugar en las calles de este pueblo: desde la iglesia hasta el puerto.
Todas las barcas del puerto de Palamós se unen a la festividad, de hecho, son las protagonistas, puesto que gracias a ellas se puede iniciar a la procesión marítima. Llevan a la Virgen María del Carmen mar adentro mientras se le canta y se le baila. ¡A disfrutar!

    3. Fiesta mayor de Amer (13-17 de agosto)

Nos remontamos a los siglos XVI y XVII, donde muchos pueblos catalanes se juntaban y bailaban el contrapàs (baile típico de la misa, el cual simbolizaba la señal que aparecía la hermandad presidida por un noble y un alcalde). Amer es un pueblo catalán que ha seguido con esta tradición y, no solo bailan el contrapàs, sino que también la sardana. ¡Pero, de una manera muy especial! Lo hacen en forma de espiral abierta simbolizando la unión del pueblo. Es precioso poder contemplar esta manera tan bonita de dar voz a las tradiciones pasadas. ¡No te lo pierdas y resérvate las fechas!

Pues, ¡ahora ya conoces tres fiestas catalanas tradicionales que no te puedes perder! ¡Queremos saber cómo te lo has pasado y con quién has ido acompañado!

<-

¿POR QUÉ SOPLAMOS LAS VELAS EL DÍA DE NUESTRO CUMPLEAÑOS?

¡Cumplir años es sinónimo de celebración con los que más queremos! Y no sería lo mismo sin un buen pastel. Y no tanto porque nos encanta el dulce (¡que también!), sino porque es esencial soplar las velas.

Pero, ¿sabes de dónde proviene esta tradición? ¿Por qué soplamos tantas velas como años cumplimos y pedimos un deseo? Honestamente, no sabemos con exactitud su origen ni tampoco el motivo exacto. ¡Pero podemos remontarnos al pasado y hablar de dos leyendas que serán clave para entenderlo todo!

Por un lado, nos encontramos en la edad moderna de Alemania, concretamente en el siglo XVIII. Como signo distintivo hacia el resto de población, las familias con más poder adquisitivo celebraban los cumpleaños de los más pequeños con pasteles. Estos se decoraban con dos velas: una simbolizaba los próximos años y la otra la luz de la vida. Se dejaban encendidas durante todo el día hasta que llegara la noche, momento en que el niño que hacía años tenía que soplar las velas y asegurarse que todos los malos espíritus desaparecieran.

Por otro lado, nos subimos a la máquina del tiempo y nos trasladamos a la Grecia antigua. En aquel momento, todo el mundo quería conectar de alguna manera con la diosa de la Luna, Artemisa. Por este motivo, se preparaban dulces redondos que representaban el ciclo lunar. En estos, ponían unas velas. Seguidamente, hacían todas las plegarias necesarias, pedían un deseo y soplaban las velas para que, mediante el humo, le llegaran a la diosa y ésta lo pudiera hacer realidad.

El cristianismo no estaba muy de acuerdo con esta tradición, puesto que la costumbre popular consistía en celebrar la muerte de los santos, pero, en ningún caso, su nacimiento. Cierto es que, con el paso del tiempo, el nacimiento de Cristo fue motivo de fiesta y el inicio de Navidad, por lo tanto, se recuperó la tradición de soplar las velas.

Esta tradición es la que ha ido evolucionando hasta hoy en día. Evidentemente, dependiendo de la cultura, se canta una canción u otra o se pide un deseo o más, pero la base es la misma: soplar las velas, colocadas sobre un pastel. Como curiosidad, decirte que en países como Corea no hacen uso de un pastel, sino que cocinan la "miyeok guk", una sopa de algas que da suerte para todo el año.

¿Y tú? ¿Cuántos deseos pides antes de soplar las velas? ¡También queremos saber qué pastel es tu preferido! Explícanoslo todo y, en caso de que sea tu cumpleaños... ¡¡¡Desde Mussap te deseamos un cumpleaños maravilloso!!!

<-

Te presentamos al nuevo Director Comercial de Mussap!

Os presentamos a Eduard Pérez, el nuevo Director Comercial de Mussap.

Con el objetivo principal de desarrollar y trabajar un nuevo plan comercial para nuestra mutua, Eduard ha cogido de testigo en Xavier Gili, su predecesor, con quien ha colaborado estrechamente en anteriores proyectos en Mussap.

El nuevo Director Comercial de Mussap tiene experiencia en el sector de los seguros con gran conocimiento académico en el sector de ventas, teniendo así dos másteres: uno en Dirección comercial y gestión de ventas por la EAE y otro en Seguros por parte de la UB.

En Mussap llevamos desarrollando desde el 2020 una nueva estrategia de crecimiento a través de varias líneas: la digitalización de toda la entidad orientada a ofrecer a nuestros clientes un servicio y trato personal excelentes, la potenciación de la red de mediadores y la incorporación de la captación directa a través de internet.

Estamos convencidos de que este nuevo nombramiento marcará un antes y uno después dentro de nuestra entidad.

<-

¿DE DÓNDE PROVIENE LA TRADICIÓN DE SANT JORDI?

Cada 23 de abril, los catalanes y las catalanas celebramos la tradicional fiesta del libro y la rosa. Las calles de todo Cataluña se llenan de paradas llenas de rosas de todos colores y libros de todos los estilos posibles. Además, es momento de recibir o regalar un libro o una rosa a quién más quieres ¡y celebrar el día de los enamorados!
Pero, ¿eres consciente de dónde proviene la tradición de Sant Jordi? Si no la conoces, ¡no te preocupes! Hoy te explicamos todos los detalles de esta tradición tan nuestra.

Nos remontamos a la edad media. Sant Jordi fue un caballero y militar romano de origen griego. El año 303, el día 23 de abril, fue condenado a muerte porque se negó a perseguir cristianos. Finalmente, lo mataron. Seguidamente, el culto de Sant Jordi se extendió por todo Cataluña, Valencia y las Islas Baleares. Y, ¡no se acaba aquí! Sino que, en el siglo XII tuvieron lugar las cruzadas, en las que los soldados cogieron a Sant Jordi como referente y, cuando volvieron a sus países, expandieron el culto. Ahora ya puedes empezar a entender porque Sant Jordi también se celebra en otros lugares como Inglaterra, Portugal o Aragón.

Bien, ahora que ya sabemos cómo se ha ido difundiendo la tradición, ¿qué os parece si hablamos de la leyenda donde aparecen el dragón, la princesa y el caballero Jordi? La escribió Jacopo da Varazze, conocido también en catalán como Jaume de Vorágine que fue un fraile dominico, arzobispo de Génova de la Edad Media europea. Todo el territorio catalán se quedó boquiabierto con esta historia tan fantástica. Fue un “best-seller” medieval con un éxito tan bestia que Sant Jordi se convirtió en el patrón de Cataluña en 1456. Hay que añadir que la leyenda de Sant Jordi también tiene variantes laicas. A muchos cuentos infantiles, la historia está desnudada de elementos religiosos. En estas historias, la princesa es liberada y los dos protagonistas acaban juntos por el resto de sus vidas.

A partir de este momento, Barcelona se tiñó de rojo gracias a las primeras paradas de rosas donde solo acudían novios, matrimonios o prometidos. Aun así, en el siglo XIX, con el movimiento cultural y político del Renacimiento, el día 23 de abril se estableció la Fiesta de Sant Jordi. Y pensarás... ¿por qué se regala un libro? Pues, todo fue gracias a Vicent Claver i Andrés, director de la editorial de Cervantes.

Ahora que ya sabes de donde proviene la leyenda de Sant Jordi, podrás celebrar el 23 de abril con más ganas que nunca y podrás sorprender a la gente que te rodea explicándoles todo el que sabes (¡o compartiendo el enlace de este blog!).

¡Feliz Sant Jordi!

<-

5 ideas para días de lluvia

Las lluvias son las protagonistas del mes de abril y apetece quedarse a casa, pero seamos sinceros, parece ser que estos días grises se nos abre algo más el estómago, ¿verdad? Pues hoy te traemos cinco recetas ideales para los días de lluvia que harán que te chupes los dedos.
Además, ¡son muy fáciles de elaborar! No pares de leer y descubre las cinco que te traemos hoy.

SOPA DE PESCADO CON AHUMADO DE RAPE, ARROZ BLANCO Y SUS TRABAS

Una buena sopa los días de frío y lluvia es una de las mejores decisiones que puedes tomar. Además, te llenará porque está repleta de ingredientes que, combinados, son una auténtica explosión de sabor.
Para prepararlo solo necesitarás una cabeza de rape, cangrejos enteros y cebolla. Todos los ingredientes los introduces dentro de una olla con agua fría y lo hierves despacio para no perder todo el sabor. Después, añades el arroz y las trabas (calamares, mejillones, bacalao...) ¡y ya lo tendrías listo! Qué hambre, ¿verdad?

CANELÓN DE ESPINACAS Y BACALAO CON VERDURAS, GRATINADO CON BECHAMEL MARINERA DE "PIQUILLO" Y QUESO EMMENTAL

En este caso necesitarás pasta de canelones, espinacas, brandada de bacalao, pasas, piñones, cebolla, queso rallado, mantequilla, harina, leche, nuez moscada, sal y pimienta. De golpe parecen muchos ingredientes, pero no sufras, ¡te quedará genial y es mucho menos de lo que parece!
Tienes que poner en una sartén un poco de aceite, el bacalao, los piñones y la hoja de espinacas (todo cortado a trozos). Mientras lo dejas cocer, introduces el huevo y solo hará falta que rellenes los canelones con las espinacas y añadir la salsa de tomate. Lo dejas cocer al horno 10 minutos a 180 grados y... ¡A devorar este plato tan bueno!

HAMBURGUESA A LA BRASA CON PESTO DE ESPINACAS FRESCAS, PATATAS SALTEADAS I CEBOLLA CRUJIENTE

Si vives con niños pequeños en casa, aquí tienes la solución. Es un plato fácil y que nunca falla; ¡está buenísimo! Necesitarás los ingredientes mencionados (hamburguesa, pesto de espinacas, patatas y cebolla) ¡y a disfrutar de la receta con toda la familia!

ENSALADA GRIEGA

Para preparar este plato sano, rápido y bueno necesitaremos: queso feta, nueces, pasas, aguacates, tomate, mezcla de lechugas, aceite de pesto y confitura de tomate ecológica. Lo cortas todo a trocitos, lo pones en un bol, mezclas, añades sal, aceite y vinagre y... ¡listo!

REVUELTO DE HUEVOS DE CAMPESINO Y MORCILLA

Para preparar este plato solo necesitarás huevos, alcachofas, morcilla negra, setas, romesco y una tostada para acompañar. Una vez esté todo cocinado, lo mezclas y solo faltará poner la mesa y disfrutar de la compañía mientras vuestro paladar disfruta de una comida buenísima.

Estamos seguros de que estos días de lluvia serán más amenos gracias a estas recetas fáciles, buenas ¡y que invitan a disfrutar de la mejor compañía! Queremos saber vuestras opiniones y si creéis que falta alguna receta clave.

¡Buen provecho!

<-

¿POR QUÉ REGALAMOS UNA MONA DE CHOCOLATE EL LUNES DE PASCUA?

Cómo nos gusta disfrutar de unos días libres a Semana Santa: Descansar, pasar tiempo con nuestra gente y sobre todo ¡comer la deliciosa mona de chocolate! Está claro que los postres dulces nos encantan, pero ¿por qué los padrinos regalan a sus ahijados este pastel tan y tan bueno? ¿Alguna vez te lo has planteado? Hoy te haremos salir de dudas y entender de dónde proviene esta tradición que nos hace seguir siendo tan golosos como siempre.

Ya lo sabéis: nos gusta remontarnos al pasado para descubrir los orígenes de las costumbres de Cataluña. Y hoy, viajamos al siglo XV, a pesar de que se sospecha que podría tratarse de una época más antigua, ¿sabes dónde? ¡Se dice que todo empezó en el antiguo Egipto! Los amigos y familiares, al acabar el invierno, se regalaban huevos decorados para celebrar el inicio del renacimiento de las plantas y el buen tiempo: la primavera.

Pero, empezamos por el principio. La palabra mona, etimológicamente, ¿qué significa? Proviene del latín y del árabe, concretamente de la palabra monus (latino) y mona, muna (árabe antiguo), y significa “provisión de la boca” y “regalo”. Así pues, el cristianismo antiguo siguió la tradición de los egipcios en la cual la mona representa el fin de las abstinencias de la Cuaresma, época en que no se podía comer huevos, leche ni carne. En definitiva, los huevos representaban el inicio del principio de la vida, es decir, la resurrección primaveral.

Cierto es que la manera de regalar este postre ha variado mucho. Tradicionalmente y como símbolo de protección, el Domingo de Resurrección y justo después de la misa, los abuelos y los padrinos regalaban una coca con un número de huevos duros de chocolate según la edad que tenía su nieto/a o ahijado/a, hasta la edad máxima de doce años. Cuando los niños celebraban la comunión, dejaban de recibir la mona. Estos huevos representan la losa que cerraba la tumba de Cristo, la cual se abrió el Domingo de Pascua.

El chocolate es el ingrediente estrella de este postre. Sin embargo, antiguamente, éstas eran una masa de coca que se cocinaban con pan común y azúcar como símbolo de fertilidad, sobre todo en el Aragón, lugar donde aparecieron las primeras monas. Fue entonces en el siglo XIX, en Francia, donde empezaron a hacer los huevos de chocolate y lo establecieron como costumbre, excepto en el País Valenciano y Murcia, que todavía cocinan el pastel como bollo con el huevo duro encima y, concretamente, se denomina “toña”.

Bien, ahora que ya sabes de donde proviene la tradición de la mona de chocolate, queremos saber a quien se la explicarás. Además, se dice que la mona tradicional no tiene que ser dulce: ¡también se puede comer acompañada de productos salados!

¡Os deseamos una Semana Santa muy feliz y que comáis muchas monas!

<-

¿QUÉ HACER EN SEMANA SANTA EN CATALUÑA?

La semana que más llena los calendarios es Semana Santa, y ¡por fin ha llegado! En el artículo de hoy os sugerimos planes ideales para disfrutar de estos días. Hablaremos desde municipios de Cataluña que organizan actividades tradicionales como las procesiones, ferias ambientadas en esta festividad, mercados con todo tipo de comer, hasta lugares naturales que se esconden por Cataluña que si todavía no has visitado, esta Semana Santa es la excusa perfecta. ¡Manos a la obra!

    1. EL PARQUE NATURAL DE MONTSERRAT

Si quieres un plan en familia y, a la vez, unas vistas maravillosas, este es tu plan ideal. ¿Sabías que Sant Jeroni, la cumbre donde se encuentra el Parque Natural de Montserrat, es el más alto de Cataluña? ¡El macizo de Montserrat llega a una altura de 1.236 m sobre el nivel del mar! Y, puede ser que ya hayas ido, pero estamos seguros que no has recorrido todos los itinerarios posibles, hay muchísimas rutas y todas ellas son idóneas para disfrutar de la naturaleza y de lo más importante: ¡la compañía! Puedes rematar el día visitando el monasterio; el camino no tiene pérdida.

    2. PANTANO DE CAN BORRELL (SANT CUGAT)

¿Estás con la pandilla de amigos y no sabéis qué hacer? Te damos la solución. Es una ruta muy sencilla. Todo empieza en el Restaurante Masía Can Borrell donde no podréis resistiros a comer o hacer un buen desayuno de tenedor porque esta comida casera está para lamerse los dedos, ¡de verdad! Bien, la idea es que no os atiborráis mucho, puesto que tenéis que llegar al pantano de Can Borrell y cruzar una pasarela donde las fotografías quedan ideales. Además, descubriréis que hay coches abandonados… ¿Cuántos habéis encontrado? ¡¿Aterrador, verdad?!

    3. LA PASIÓN DE OLESA

Si quieres adentrarte en los orígenes de la tradición y conocer de primera mano la vida, la obra y La Pasión de Jesús, no te lo pienses dos veces y acude a la obra de teatro representada en Olesa de Montserrat. Un espectáculo de dos horas en la que conocerás las luchas, los miedos, la amistad, el poder y mucho más. Te recomendamos acudir con un grupo grande y, simplemente, disfrutar. Los casi 500 olesanos y olesanas que representan la obra de teatro te dejarán boquiabierto y todas aquellas dudas que tengas sobre La Pasión de Jesús, ¡te quedarán resueltas al salir del teatro! ¿Preparado para una puesta en escena totalmente inolvidable?

    4. PUEBLO DE CASTELLBELL I VILAR (BARCELONA)

Este pueblo tan acogedor se sitúa en la comarca del Bages. Y, a pesar de que es pequeño, ¡hay mucho por descubrir! Te recomendamos ir, primeramente, al núcleo antiguo y más tradicional del Vilar. Seguidamente, pasar por el espacio natural del Meandro de Castellbell donde la fauna es espectacular. Y, para acabar, podéis ir al barrio más moderno, la Bauma. Y… ¡estás de suerte! En abril se celebra la Feria de Montserratí, donde colocan tiendas artesanales, paraditas de comida típica de la zona, música, bailes tradicionales y ¡mucho ambiente! Ir es el acierto seguro, explícanos tu experiencia.

    5. CONGOST DE MONT REBEI (LLEIDA)

¡Se trata de un desfiladero lleno de vistas y puentes que parecen mágicos! Estamos hablando de 3,5 km a pie y, a pesar de que es un itinerario muy sencillo que se puede hacer con niños pequeños, si tienes vértigo te recomendamos hacer uno de los otros planes que te hemos dicho. En abril ya empieza a hacer buen tiempo y si vais un día soleado, podéis hacer Kayak en el río; ¡os lo pasaréis pipa! Las piedras verticales convierten la zona en una joya de Cataluña que no puedes permitirte perder. Hay muchas opciones de rutas, así que no tienes excusa. ¡A disfrutar!

Pues, aquí tenéis cinco propuestas que os harán disfrutar y descubrir rincones, festividades y tradiciones de Cataluña que ¡son obligatorias conocer! Nosotros ya tenemos la energía al 100% para arrancar la Semana Santa, ¿y tú?

<-

¿De dónde viene la tradición de los gigantes en Cataluña?

Asomarse por la ventana para poder ver la cabeza de un gigante y bajar deprisa a la carretera principal para unirse a la fiesta: ¿quién no lo ha hecho alguna vez?
Los gigantes de Cataluña son protagonistas en nuestra cultura, pero... si te preguntaran cuál es el origen de esta bonita tradición, ¿qué responderías? ¡No te preocupes! Nosotros te haremos un breve resumen y, de este modo, ¡podrás hacer correr la voz!

Nos remontamos en una Europa renaciente; concretamente, en el siglo XV. ¿Has escuchado hablar alguna vez del Corpus Christi? ¿O, de la fiesta del Corpus? Durante mucho y mucho tiempo ha sido una festividad religiosa muy reconocida por toda Europa. La temática de esta fiesta era, por un lado, rendir homenaje a nuestra naturaleza: se pedía que lloviera lo suficiente para que las cosechas hicieran que la temporada fuera buena y, de este modo, nadie muriera de hambre. Por otro lado, se usaban los gigantes para detallar de una manera amena y entretenida las Santas Escrituras, puesto que, en aquella época, mucha gente no sabía leer.

A medida que el tiempo ha ido pasando, la religión dejó de ser tan esencial y se convirtió en una celebración totalmente lúdica y festiva. De hecho, nos encontramos entre el siglo XVI y XVIII, momento en que, por primera vez, aparecieron los primeros gigantes sin ningún tipo de vínculo con la mitología bíblica. Aun así, malas noticias... A causa de la fuerte represión borbónica de la época, los ayuntamientos se vieron obligados a confiscar gran parte de los bienes de los gremios; entre ellos, los gigantes.

Vamos avanzando en el tiempo hasta llegar al siglo XIX. ¿Y, sabes qué? Se realizó el primer concurso de gigantes nanos y monstros tipichs. Y pensarás... ¿cómo puede ser? ¿No los habían prohibido? ¡Sí! Pero, los aires del Renacimiento y el gran interés por el mundo folclórico incitaron a que los gigantes revivieran. Por ese motivo, en 1902, el Ayuntamiento de Barcelona organizó el concurso que te mencionábamos antes. Con él, se consiguió que los gigantes fueran más que un símbolo territorial: ¡todo el mundo hablaba de esta celebración!

La Guerra Civil fue un golpe inesperado, pero los gigantes salieron a la calle para participar en fiestas de la época, concretamente, en el renacimiento del Corpus (la fiesta de la Iglesia católica sobre la cual te hemos hablado al inicio). Por ese motivo, estas figuras empezaron a representar a los Reyes Católicos. Así pues, los gigantes sobrevivieron a la guerra hasta lograr estar presentes en la llegada de la democracia.
Aquí se marcó un antes y un después: las pandillas se consolidan como asociaciones y obtienen, de este modo, que el fenómeno de los gigantes se convierta en un movimiento de gran reconocimiento.

En definitiva, podríamos continuar explicando y haciendo recuentos sobre todos los encuentros que se celebran durante el año en diferentes barrios para sacar a pasear a nuestros amigos gigantes, pero nos estaríamos mucho más rato. Hasta aquí la historia del movimiento de los gigantes, una tradición muy catalana y, por lo tanto, muy nuestra.

Y, bien... ahora que ya sabes toda la historia de los gigantes, ¿a quién se la explicarás primero?

<-

LAS 5 MEJORES RUTAS PARA SALIR DE EXCURSIÓN POR CATALUÑA

El buen tiempo ya se acerca y no hay nada mejor que aprovecharlo descubriendo rincones escondidos del territorio catalán (y si es con buena compañía, todavía mejor). ¡Prepara el grupo de Whatsapp que tienes con los amigos y familiares porque estás a punto de aportar muy buenas ideas! ¿Empezamos con el artículo de hoy?

Bosque de las Rocas Encantadas (Collsacabra)

Imagina una explosión de colores verdes mezclados con los tonos rosas de los árboles… Pues, ¡deja de imaginar y hazlo realidad! Primavera es la estación ideal para visitar este bosque encantado; idóneo para hacer senderismo. Estarás rodeado de unas vistas preciosas de las Planas de Hostoles que te dejarán boquiabierto. ¡Es una ruta apta para cualquier edad!

Cingle del Far (Selva)

Es obligatorio hacer esta ruta un día donde el cielo esté totalmente claro. ¿Por qué? Pues, porque no solo verás todos los valles que rodean esta impresionante sierra, sino que serás el privilegiado que verá el Golfo de Rosas y las Islas Medas. Déjate llevar por el silencio hasta llegar al Santuario del Faro (una parroquia del siglo XIII digno de fotografiar). Encontrarás aparcamiento gratuito antes de empezar la ruta y está todo perfectamente señalizado, así que nada de excusas: ¡a caminar!

Salto del Mir (Osona)

Después de la lluvia siempre sale el sol, ¿verdad? Pues, después de la lluvia es el mejor momento para visitar este salto de 35 metros de caída: cuanta más cantidad de agua, ¡más divertido e impactante será!
Los más pequeños de la casa podrán bañarse en el río y te aseguramos que se lo pasarán pipa. En caso de que vayas con pareja, verás que el puente de madera le da un punto romántico a la excursión. La clave está en llegar al mirador para contemplar un espectáculo de la naturaleza. Los más atrevidos suelen bajar hasta el pie de la cascada para hacer unas fotografías geniales.

Bosque Encantado de Òrrius (La Roca del Vallès)

“¿Es una tortuga o un elefante?” “¿Aquella piedra es un indio?” Estas serán algunas de las preguntas que te vendrán a la cabeza una vez te adentres en este bosque lleno de magia. ¡Ir con los niños pequeños de la casa es la mejor opción! Hay alguna subida que otra que te hará sudar de lo lindo, pero te prometemos que merecerá la pena. Eso sí, lleva agua y las pilas muy cargadas. Cuando encuentres el moai y te hagas unas cuántas selfies en familia, estarás a punto de encontrarte con el rey del bosque: ¡el elefante!
Te recomendamos empezar la ruta desde el pueblo de Òrrius y la única obligación que tenéis es ¡disfrutar, disfrutar y disfrutar!

Refugio de Comes de Rubió (Estana)

Si tienes pareja, ya tienes plan para este fin de semana. A pesar de que en invierno esta excursión sea muy famosa, te prometemos que en primavera también es toda una experiencia. Si eres un poco despistado, no te agobies: todo el camino está lleno de pistas y señalizaciones. Además, no hay cobertura, así que seguro que desconectarás y compartirás buenos momentos con tu gente. La vegetación será la protagonista y, si eres un poco experto al andar, te recomendamos hacer una ascensión hasta el cuello del Canal del Cristal (¡queremos ver fotografías si lo conseguís!).

Y hasta aquí nuestro artículo de hoy, ¡esperamos que te haya servido! Unas rutas muy nuestras para hacerlas 100% tuyas.

<-

LOS MEJORES ESPACIOS NATURALES CATALANES PARA DISFRUTAR DE LA PRIMAVERA

En un cerrar y abrir de ojos ya casi estamos en primavera y, seamos sinceros... Después de tanto tiempo encerrados necesitamos respirar un poco de aire puro, ¿verdad? Pues, si tienes ganas de salir y no sabes dónde, hoy estás de suerte porque en Cataluña hay rincones MARAVILLOSOS (sí, con mayúsculas). ¡Lee este artículo y sal de dudas!

    1. PARQUE NACIONAL D'AIGÜESTORTES Y ESTANQUE DE SAN MAURICIO

Si te apetece pasar un buen día en compañía de amigos o familiares, ¡no te lo pienses dos veces! Este parque nacional te asegura que no solo disfrutarás de unas vistas espectaculares, sino que te ofrecen un programa de actividades adaptado a todas las edades (no te preocupes por los niños; se lo pasarán a las mil maravillas). ¿No quieres un guía que te explique leyendas escondidas de este lugar? ¡Ningún problema! Hacer senderismo libremente siempre es una buena opción.

    2. ROCA FORADADA (LES AGULLES DE MONTSERRAT)

¡No te preocupes! No tienes que ser un experto para disfrutar de una buena excursión en la magnífica montaña de Montserrat. Eso sí, quizás los más pequeños se tienen que quedar en casa, puesto que hay tramos que te harán sudar de lo lindo, pero, una vez llegues arriba, el paisaje será una gran recompensa. ¡Te encontrarás ante uno de los accidentes geográficos más encantadores de toda Cataluña!

    3. SANTA EULÀLIA DE RONÇANA (VALL DEL TENES)

¿Te apetece teletransportarte al pasado y descubrir rutas idílicas? Este municipio del Vallés Oriental hará que no quieras volver a tu casa. La tranquilidad y la belleza de la naturaleza te enamorarán. Con la brisa tan agradable que nos regala la primavera, ¿qué mejor plan que ir a hacer una vueltecita en bicicleta mientras haces piña con las personas que más aprecias? Y si tienes sed, te recomendamos visitar la Fuente del Rector, situada detrás de la iglesia del pueblo, donde podrás beber un agua de una calidad inmejorable. ¡Eso sí! Vigila que los habitantes no te vean llevándote el agua porque... Bien, pruébalo y nos lo explicas.

    4. AITONA (LLEIDA)

Cierra un momento los ojos e imagínate los cerezos en flor que lucen en Japón en primavera. ¿El presupuesto es un hándicap? ¿Estabas pensando en un plan para mañana? ¡Ya te hemos dicho que este artículo te daría soluciones para todo!
En Lleida se esconden los campos mágicos de Aitona que destacan por la explosión de colores que se forman en primavera.
¿Tienes un libro con muchas ganas de empezar? Pues, solo hace falta que reposes la espalda en uno de los árboles y dejes que el sombrita te haga sentir mejor que nunca. Si te apetece ir en compañía, podréis elegir entre seis rutas posibles donde los melocotoneros, la naturaleza y las risas son los protagonistas.


Te han entrado ganas de salir de casa, ¿verdad? ¡Pues venga! Cuélgate la mochila a las espaldas y sal a descubrir la naturaleza de Cataluña.

<-

El origen de la gastronomía catalana

¿Conoces el origen de todo aquello que comes en Cataluña? Pues, hoy te traemos un artículo realmente interesante sobre este tema. Si quieres descubrir su origen, te invitamos a que continúes leyendo... ¡no te defraudará!

Acompáñanos en este viaje en el tiempo donde descubrirás el origen de la gastronomía de Cataluña. Nos remontamos mucho tiempo atrás, en el Neolítico, donde ocurrió la primera "revolución gastronómica". Fue entonces cuando la población nómada de aquel momento pasó de la fruta y la caza a incluir en sus dietas el trigo y las legumbres. Además, se empezaron a introducir nuevas técnicas de pesca y cría de animales, formándose así las primeras granjas. También, con la llegada de los íberos a la península, se empieza a introducir el vino, el jamón, el aceite de oliva y nuevas técnicas de cocción de alimentos.

No fue hasta la Edad Media cuando la comida y el lenguaje catalán se consolidaron como tal. Fue entonces cuando se empezaron a escribir los primeros libros de cocina y recetas de la gastronomía catalana como por ejemplo el libro de Siendo Soví y el libro del Coch.
Cuando los españoles llegaron a América y la colonizaron, empezaron a llegar nuevos productos a través de todos los puertos del territorio; como por ejemplo el tomate, la patata o el chocolate. Estos productos se consideraban de poca importancia, puesto que provenían de culturas "inferiores" para la época.

Durante el siglo XVI, se empezaron a abrir los primeros restaurantes de Barcelona, pero no fue hasta el XIX, cuando se hizo popular el "salir a comer fuera" creciendo así la aparición de establecimientos para comer, tanto para las clases altas como para el resto de la población.

Durante la Guerra Civil Española, la gastronomía catalana pasó por unos momentos muy críticos. Después de este periodo de incertidumbre y miedo, finalmente cayó la dictadura franquista y Cataluña experimentó un cambio abrupto, donde se fue recuperando poco a poco.

Finalmente, entre los años 90 y la actualidad, la gastronomía catalana ha ido evolucionando a unos niveles increíbles. Chefs de renombre han triunfado en todo el mundo elevando la tradicional gastronomía catalana a otro nivel.

Y hasta aquí nuestro artículo de hoy, esperamos que os haya gustado... ¡Cocina y cocina sin cesar!

<-

Los 5 museos imprescindibles de nuestra tierra

Si te gustan los museos y eres un inquieto de la cultura y el conocimiento, este artículo está hecho para ti. Empieza a leer y descubre los 5 museos imprescindibles de Cataluña.

  1. Teatro-Museo Dalí. Es el museo de los museos. Este espacio lleno de locura y belleza, se encuentra en Figueras, la capital de l’Alt Empordà. Es una experiencia única e inigualable, ya que experimentar en primera persona las obras surrealistas del artista catalán Salvador Dalí, es algo difícil de olvidar. Los 5 sentidos se revolucionarán.
  2. Museo de Arqueología de Cataluña – Empúries. Si eres un apasionado de la época de la Antigua Grecia y Roma, tienes que poner este museo el primero de la lista. Un paseo por el pasado en el cual se reúne en un mismo espacio las ruinas de estos antiguos poblados que una vez habitaron algunos de los territorios de nuestra tierra. Además, gran parte de la visita es al aire libre, por lo que puedes aprovechar y hacer una escapadita de fin de semana y disfrutar del Sol y del buen tiempo.
  3. Museo de Montserrat. Es un museo que, vayas a donde vayas, siempre tendrá las puertas abiertas. Expone la flor y nata del patrimonio de la abadía, reunidos des de la devastación napoleónica. Un museo digno de ver si te interesa la historia y las obras religiosas.
  4. Moco Museum. Es el place to be del momento. Ha tenido un éxito rotundo en Ámsterdam con obras icónicas. En el museo encontrarás una variedad de obras de arte urbano de Bansky en la exposición Laugh Now. Además, también disfrutarás  de la tecnología y del arte inmersivo experiencial. No te lo puedes perder.  
  5. Museo de Badalona. Este museo esconde toda la historia de la antigua Baetulo. Se exponen principalmente las termas características de la época romana y piezas de hace dos milenios. Súbete a nuestra máquina del tiempo y disfruta de esta época tan característica protagonizada por emperadores y legionarios.

¿Qué te ha parecido esta lista de museos? Démosle voz a la cultura y disfruta de estas exposiciones tan características. ¿Cuál te gustaría visitar primero?

<-

Los platos tradicionales del Jueves Lardero

Un Jueves Lardero no es un Jueves Lardero sin atiborrarse bien. Por eso, tal y como dice la tradicional canción: “El Jueves Lardero butifarra, butifarra, el Jueves Lardero, butifarra comerás. Si no quieres comer, una tortilla, una tortilla, si no nos quieres comer una tortilla para cenar”.

La tradición del Jueves Lardero proviene de la Antigüedad, ya que durante este período era casi obligatorio comer hasta reventar para poder pasar mejor el período de ayuno durante la Pascua. Así pues, el Jueves Lardero se convirtió en el primer día de una semana para llenarse de carne y alimentos con mucha grasa antes de la cuaresma.
Es una tradición que se remonta a la vida del campo y, aunque se haya ido perdiendo esta costumbre, es un día muy nuestro y de nuestra tierra. Por eso hoy te traemos 5 platos típicos del Jueves Lardero para que los prepares en casa y celebres este día comiendo sin parar. ¡Vamos a la mesa!

  • Tortilla de butifarra de huevo. Un plato típico de esta festividad. Con productos de la tierra y una buena elaboración, esta receta es de las mejores para llenarte en este día. ¡La puedes devorar tanto para desayunar, para comer o merendar!
  • Coca de butifarra de coradella con espárragos. Una delicia que llevarse a la boca. Una receta ideal que une en un mismo plato los diferentes productos de temporada catalanes. Además, la coradella es un producto muy versátil que sirve para incluirla en varias elaboraciones, incluida la coca.  
  • Huevos al plato. El plato más grasiento del menú de un típico Jueves Lardero. Cada cucharada que te comas de esta receta llena de sabor, será como un trozo de cielo. A los huevos se les puede añadir cualquier tipo de morcilla, salchichas e incluso chorizo.
  • Coca de chicharrones. ¡El producto dulce y estrella del día! Aparte de ser una de las recetas más tradicionales de la cocina catalana, la coca de chicharrones es el producto perfecto para un día como este. Es la coca más aclamada durante esta época del año y por San Juan.

¡Deseando hincarle el  diente!

Qué platos más buenos, ¿verdad? Nos ha entrado un hambre… Pues hasta aquí nuestro artículo. Esperamos que os haya gustado y que disfrutéis de un Jueves Lardero lleno de platos tan buenos como estos.

 

<-

Los rincones más románticos de Cataluña

En el artículo de hoy te hemos preparado una ruta por los rincones más románticos de todo el territorio catalán. Coge papel y lápiz junto a tu pareja o con quien quieras disfrutar de estas escapaditas y descubre todo lo que te tenemos preparado.

1.  Mirador de S'Agaró

El Mirador de S’Agaró es uno de los lugares más románticos que puedes encontrar de toda Cataluña. En plena Costa Brava y al final de un camino de ronda de lo más extraordinario, descubrirás este pintoresco mirador. Un lugar espléndido junto a una pequeña plaza donde disfrutar de la belleza del mar con la persona que más quieres.

2.  Balsas del Borró

El río Borró nos obsequia con cuatro balsas sensacionales dignas de un cuento de hadas. Es un lugar ideal para bañarse y pasar un buen rato, siempre que haga buen tiempo y te apetezca un buen chapuzón. Una vez llegues a Sales de Llierca, solo tendrás que seguir las indicaciones y llegarás sin problemas. Es un paraje bastante silencioso así que tenéis que ser discretos una vez lleguéis... ¡Algunos de los habitantes que viven cerca no les gusta compartir su lugar mágico con los turistas!

3. Cueva de s'Infern

¿Has visitado alguna vez el famoso Cap de Creus? Pues ahí encontrarás uno de los accidentes geográficos más impresionantes: la Cueva de s’Infern. Es una roca que poco a poco a causa de la erosión del agua, se ha ido creando una cueva mágica con una pequeña piscina en su interior. Bañarte con tu persona preferida allí, debe de ser algo parecido al paraíso.

4. Mura

Uno de los pueblos más acogedores del territorio catalán... ¡y a tan solo una hora de la ciudad condal! Pasear por sus calles te transportará al pasado, y tendrás la sensación que el tiempo se ha parado. Es un pueblo del cual derivan muchos caminos y rutas que están deseando ser descubiertos.

5. Gorg de Can Poeti

Una Poza rodeada de naturaleza mires por donde mires. Con sus aguas muy frías, esta poza situada junto a las Planes d'Hostoles, se convierte en el espacio natural más idílico de la zona. Además, puedes acceder cruzando un puente e incluso puedes llegar en bicicleta. Una ruta de lo más divertida con una recompensa de ensueño.

6. Rivert

Y por último, nuestra última recomendación: el pueblecito de Rivert. Solo tiene entre 40 y 50 habitantes, pero es un pueblo con rinconcitos muy encantadores. Está situado en el Pallars Jussà y se caracteriza por su pequeña cascada que lo convierte en un paisaje digno de una postal.


Hasta aquí los rincones más románticos de Cataluña. Espacios increíbles ideales para disfrutarlos junto a quién más quieras. Lugares muy nuestros para hacerlos vuestros.
¡Esperemos que te gusten!

<-

Las mejores fiestas de Carnaval en Cataluña

Carnaval está a punto de llegar y en Cataluña sabemos celebrarlo como Dios manda. ¡Que ganas de fiesta!
El carnaval es una fiesta en la que numerosas familias disfrutan de unos días llenos de diversión y mucha fiesta. Se celebra la semana antes del Miércoles de Ceniza, el día que oficialmente empieza la Cuaresma. Además, en Cataluña representamos la Cuaresma con una mujer mayor, la cual representamos con 7 piernas, que representan las 7 semanas que dura este período.

Pero la llegada de personajes curiosos no acaba aquí. El Rey del Carnaval, que llega el Jueves Lardero, leerá su pregón marcando unas normas muy locas invitando a todos los ciudadanos a unirse a él para celebrar la fiesta llena de bailes y cabalgatas. ¡Un personaje estrambótico que representa la fiesta y la transgresión!

Dicho esto, aquí te dejamos algunas de las mejores fiestas de Carnaval que se celebran en Cataluña. ¡Coge papel y lápiz y no te pierdas ninguna!

  1. Carnaval de Sitges. Uno de los más conocidos de Cataluña y por todo el mundo. Una fiesta que llena las calles de Sitges, por ejemplo, en 2018 congregó más de 300 mil visitantes, que celebraron el Carnaval con bailes y cabalgatas extraordinarias. ¡Más de 50 carrozas desfilan cada año! En este Carnaval, la diversión la tienes asegurada.  
  2. Carnaval de Vilanova y la Geltrú. Esta celebración cuenta con más de 250 años de historia donde la temática principal es la sátira política. Es muy típico que los vecinos de toda la población salgan a hacer lo que se dice “hacer vinagre”, de todo lo que es políticamente relevante y que ha tenido lugar durante todo el año. ¡Muy divertido!
  3. Carnaval de Solsona. ¿Quién no lo conoce? Desde 1978 se ha convertido en uno de los carnavales más importantes del territorio catalán y por esa razón atrae a miles y miles de visitantes cada año. Si nunca has visto La Bramada o la “Colgada del Burro” de la Torre de las Horas, este año es el momento.
  4. Carnaval de Barcelona. El Carnaval de la ciudad condal es uno de los más antiguos de la historia. Las primeras referencias históricas de esta festividad se remontan al año 1333. Diferentes barrios se organizan en diversas cabalgatas presididas por 7 embajadores del Rey del Carnaval, que representan las 7 vilas y los 7 pecados capitales. ¡Es todo un evento!
  5. Carnaval de Terra Endins, Torelló. Aquí es tradición que todos los habitantes llenen las calles de Torrelló donde los hombres van vestidos de mujer y las mujeres de hombres. Una tradición un poco retrógrada pero que, al fin y al cabo, es una tradición curiosa de ver.

Y hasta aquí algunas de las fiestas de Carnaval más divertidas de Cataluña. Unas fiestas donde cada lugar, las hace muy suyas. ¿Cuál te gustaría disfrutar?

<-

Platos para superar los días de frío

No hay nada más reconfortante para el cuerpo -y alma- que disfrutar de un delicioso y calentito plato de cuchara durante estos fríos días de invierno. Es que basta con probarlo para sentir cómo el cuerpo recupera el calor y la energía.

Cataluña es especialista en este tipo de platos, hay un sinfín de recetas tradicionales para deleitarse. Nuestro clima y tierra nos regalan ingredientes perfectos para cocinar platos fáciles de preparar pero con un gran valor nutricional.

Hoy queremos rendir homenaje a la gastronomía catalana con 3 recetas deliciosas y espectaculares para enfrentar cuchara a cuchara el invierno mediterráneo.

Garbanzos a la catalana: si hay un alimento al alcance de cualquier bolsillo y lleno de propiedades nutritivas muy beneficiosas para la salud y el cuerpo, son los garbanzos. Esta legumbre es la protagonista de este sencillo plato, es que con muy pocos ingredientes lograrás hacer maravillas. Solo necesitas garbanzos (obvio), ajos, azafrán o colorante, cebolla, perejil, tomate triturado y almendras tostadas (solo si quieres).

Albóndigas con sepia: cuando se une el mar y la montaña, nada puede salir mal. Este plato reúne todo lo necesario para hacer estallar a tu paladar y al de tu familia gracias a la combinación de variados sabores. Es un plato muy sencillo de cocinar.

Para su preparación necesitas carne picada, sepia en trozos, caldo de pollo o pescado, migas de pan, leche, salsa de tomate, pimientos, cebolla, ajo, un huevo y un poco de guisantes.

Suquet de pescado: viajamos directamente a la Costa Brava con este típico guiso marinero. Cuenta la historia que los marineros preparaban este plato con pescados que eran difíciles de vender. Hoy en día, cualquier pescado blanco puede servir para prepararlo.

Nosotros te proponemos prepararlo con cabezas de moralla y dorada troceada, pero tú puedes elegir el que más te guste. Para la preparación necesitarás dorada, cabezas de rape, patata, caldo de pescado o fumet, tomate, cebolla, ajo, almendras, laurel y perejil. Si quieres darle un toque más gourmet, puedes acompañar el suquet con gambones.

Qué hambre nos ha entrado escribiendo este artículo, seguro que a ti también, así que reúne los ingredientes de tu plato favorito y ¡manos a la obra!

<-

Consejos para superar la cuesta de enero

La cuesta de enero es algo de lo que se habla cada enero desde hace muchos, muchos años atrás. Pero, ¿qué es realmente esta famosa cuesta?

En simples palabras, es la “factura” que nos llega después de haber disfrutado las fiestas de Navidad. Es cuando se hacen notar todos los gastos en comida, cenas y regalos que realizamos durante el mes de diciembre y enero. 

Tampoco podemos olvidar que es una época en que los precios se incrementan, como por ejemplo los de la luz, agua, gas, gasolina… Nada que nos sorprenda mucho, ya que lamentablemente pasa cada año.

La buena noticia es que esto lo podemos controlar e incluso erradicar, y Mussap te va a contar cómo hacerlo con algunos consejos prácticos y efectivos: 

Reduce los gastos innecesarios: haz una lista con todos los gastos que realizas y revisa aquellos que realmente puedes prescindir. Seguro hay alguna suscripción que no utilizas, o puedes utilizar un par de días a la semana el transporte público en vez del coche. 

Controla las horas de menos consumo eléctrico: día a día escuchamos cómo va subiendo la luz sin control, pero no tomamos las medidas necesarias. Simplemente, es conocer las horas de bajo consumo y adaptarnos a ellas. La lavadora puede esperar, tranquilo.

Compara precios y ofertas: esto es un truco infalible y solo ocupa un poco de nuestro tiempo. Hay muchos productos que podemos reemplazarlos por uno de menor precio sin perder la calidad de estos. Entendamos que no siempre lo más caro significa que es lo mejor.

Controla las rebajas: este punto va muy de la mano con “reducir gastos innecesarios”. Es que es muy fácil caer en la tentación de las rebajas, es la época en que más compras sin sentido se realizan. Valora las compras que no sean de primera necesidad, seguro que puedes ahorrar y esperar para comprar esas zapatillas que tanto te gustan. 

Estas son las principales medidas que podemos adoptar para resguardar nuestra economía y comenzar el año con más organización, felicidad y menos preocupaciones.

<-

Los mejores planes invernales en Cataluña

Aunque en invierno nos apetezca más quedarnos en casa, hay muchos planes por los que vale la pena sacrificarse y salir. Por esa razón, te hemos preparado los mejores planes para hacer durante el invierno en Cataluña para toda la familia. Abrígate bien y disfruta de estos planes invernales, ¡ seguro que no te podrás negar! 

1. Senderismo con raquetas. 

Descubre el parque nacional de Aigüestortes y el Estanque de Sant Maurici de la forma más original: ¡con raquetas de nieve! Durante el invierno, los bosques se cubren de un manto blanco donde la mejor solución es caminar encima de él con raquetas, ya que la capa es tan profunda que puede que te llegue la nieve hasta las rodillas. Un parque de una riqueza natural impresionante donde paisajes incomparables y de una belleza increíble te esperan. ¡Cálzate bien y no pierdas más el tiempo! 

2. Patinar sobre hielo. 
 
Sabemos que patinar sobre hielo se puede hacer durante todo el año, pero parece que hacerlo durante el invierno de alguna manera apetece más, ¿no crees? Abrigarse e ir a patinar sobre hielo parece algo idílico durante la época más fría. Por eso, si quieres hacerlo de la mejor manera, te recomendamos ir a Puigcerdà, la capital de la Cerdanya, que dispone de un gran palacio de hielo para pasarlo en grande. 

3. ¡Surfea en la nieve! 

¿Has surfeado alguna vez? Pero… ¿sobre la nieve? El surf de nieve es una actividad que cada vez se está volviendo más famosa. Si quieres probarla y descubrir que es el deporte de tu vida, te recomendamos el parque de surf de la Pleta, en la Masella. Allí encontrarás todo lo que necesitas para aprender junto a monitores y monitoras que te enseñarán a controlar esta actividad como si lo hubieses hecho durante toda tu vida. 

4. Descubre la historia de la nieve. 
 
Si quieres pasar una tarde descubriendo y conociendo, visita el Museo dera Nhèu de Naut Aran, en Unha, donde te explican como se forma la nieve, qué son los cristales de hielo o qué son las avalanchas de nieve. Además, con la ayuda de un guía, también podrás conocer la historia de el Valle de Arán y como este lugar ha conseguido adaptarse al frío y a las grandes nevadas, convirtiéndose así en un gran reclamo turístico. 

5. Móntate en una máquina quitanieves y sal de excursión.
 
Si buscas una actividad de lo más dispar y original, aquí la tienes. Si el tiempo no es catastrófico, es una actividad que se realiza cada viernes y sábado por la noche en La Molina. Una experiencia inolvidable, puesto que montarás en una máquina quitanieves y harás una pequeña excursión por las pistas de esquí una vez ya vacías. ¡Te encantará!

6. Conviértete en esquimal por un día. 
 
¿Alguna vez has construido un iglú? Si quieres convertirte en esquimal durante todo un día, esta idea es increíble. En el bosque de Virós y en el Puerto-Ainé tienes la oportunidad de aprender el arte de hacer iglús. Una actividad para toda la familia donde disfrutarás de una experiencia maravillosa.

Y hasta aquí nuestras propuestas de planes invernales para disfrutar de la época más fría del año. ¡Ahora es tu turno! Escoge aquella que más te guste y reserva un día ya. El invierno más inolvidable te está esperando. ¿A qué esperas?